Merinos Norte

De Ecowiki
Saltar a: navegación, buscar

El complejo urbanístico Merinos Norte (Ronda, Málaga) que comprende hoteles, campos de golf, villas de lujo, club hípico, etc representa una amenazada a la integridad de la Reserva de la Biosfera de la Sierra de las Nieves y al acuífero que suministra agua potable a Cuevas del Becerro y otras aldeas aledañas, dentro del término municipal de Ronda. Está promovido por Promociones Club de Campo y Golf de Ronda y el propio Ayuntamiento de Ronda. Tras los primeros daños causados, las obras se paralizaron en 2008 y carecen de autorización para el suministro de agua pero no han sido ilegalizadas pese al recurso interpuesto por Ecologistas en Acción de Andalucía. Pendientes de financiación, las obras pueden reanudarse en cualquier momento.

Ver en Google Mapas UNIQ4c13eae339f01793-googlemap-00000000-QINU Ver en Google Mapas

Contenido

Actuaciones

El proyecto de urbanización Merinos Norte (Ronda, Málaga) contempla dos campos de golf y uno de prácticas, tres hoteles de cinco estrellas, 800 villas de lujo, un club hípico, un colegio de alto nivel, una residencia para la tercera edad, un polideportivo y la venta de 442 parcelas con una media de 7.500 metros cuadrados de extensión en un terreno que está dentro del perímetro de protección de la Reserva de la Biosfera de la Sierra de las Nieves y sobre el acuífero que da de beber al pueblo de Cuevas del Becerro y aldeas aledañas. La finca pertenece al término municipal de Ronda.

Responsables

El promotor es la empresa Promociones Club de Campo y Golf de Ronda con el apoyo del Ayuntamiento de Ronda. A la promotora están vinculados políticos de diferentes grupos (PP, CIU, PSOE...). A su vez, Promociones Club de Campo y Golf de Ronda se ramifica en otras sociedades que iniciaron una campaña de persecución y acoso contra los colectivos sociales, cargos políticos y miembros de los cuerpos de seguridad que manifestaron públicamente su oposición al proyecto: denuncias falsas, actos de conciliación, querellas... Ninguna prosperó.

El Ayuntamiento de Ronda ya ha recibido 11,5 de los casi 18 millones de euros que se acordaron en 2006 como pago por los aprovechamientos urbanísticos de Merinos Norte.

Impactos negativos

Afecciones al suministro hídrico que un complejo de tal volumen acarrearía a las poblaciones locales cercanas al proyecto (El Burgo, Cuevas del Becerro, Serrato, Setenil de las Bodegas, Arriate y Ronda), como han señalado el comité evaluador de la Reserva de la Biosfera de la Sierra de las Nieves, estudios científicos -como el realizado por profesores e hidrólogos de la Universidad de Oviedo- y los propios informes que ha redactado la Junta de Andalucía al respecto.

Las conclusiones del Estudio geológico e hidrogeológico que han desarrollado los doctores en Geología de la Universidad de Oviedo Eduardo Menéndez Casares y Beatriz González Fernández y el catedrático de Hidrogeología de la Universidad de Zaragoza Javier Martínez Gil confirman que el “grado de vulnerabilidad frente a la contaminación” del acuífero sería “alto-muy alto”, dado que el proceso de erosión del agua en la caliza está muy avanzado. Por eso, los científicos recuerdan que el lugar “debería estar sometido a una protección estricta mediante la creación de perímetros de protección de los manantiales y un control estricto de los vertidos”. Y añaden, que dentro de esa área de seguridad “habrían de estar restringidas todas las actividades y usos susceptibles de contaminar, tales como urbanizaciones, campos de golf, etc”.

Los excedentes de riego de los campos de golf previstos al contener elevadas concentraciones de fertilizantes y plaguicidas destinadas al mantenimiento del césped, así como otros posibles vertidos que se puedan producir sobre el acuífero, tendrán un impacto negativo sobre la calidad de las aguas.

Amenazas a aves protegidas. Un informe de SEO/Birdlife sobre el impacto de la construcción del macrocomplejo de Merinos Norte alerta del peligro que corren 116 especies de aves, 17 de ellas amenazadas.

Apropiación indebida de caminos públicos. La finca ha cortado el camino público GR-7. El GR-7 es un Sendero de Gran Recorrido que parte de Andorra al estrecho de Gibraltar.

Caza y perforaciones ilegal de pozos. Además en los tres años que el proyecto permanece paralizado, en la finca de los Merinos se ha practicado la caza y se han ejecutado perforaciones ilegales de pozos de agua.

Otros

  • Miles de encinas arracandas.
  • Procesos erosivos por desmontes.

http://www.revistaelobservador.com/index.php?option=com_content&task=view&id=3299&Itemid=99999999

Respuesta ciudadana

Se creó la Plataforma Cueveña en Defensa del Agua, con el apoyo de Silvema Ecologistas en Acción Serranía de Ronda, el Grupo de Trabajo Valle del Genal, la Plataforma Arriateña en Defensa del Agua y Coag-Málaga.

En qué situación se encuentra

  • Nunca ha contado con los permisos de suministro hídrico de la Junta de Andalucía, aunque sólo la crisis económica ha frenado su construcción de forma temporal.
  • La construcción se paró en 2008 y sigue parada en mayo de 2011.
  • La construcción no ha sido ilegalizada. En 2009 la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) rechazó el recurso planteado por la Federación de Ecologistas en Acción de Andalucía en el que pedía la suspensión cautelar del plan parcial del proyecto de Los Merinos.

Evolución cronológica


1987

Esta historia comienza en 1987 en el paraíso fiscal europeo de Liechtenstein cuando el abogado Walter Dietrich Neupert crea Golf and Country Club Ronda.

1991

En 1991 se comprarían los terrenos (ocho millones de metros cuadrados) de Merinos Norte en el municipio de Ronda. Neupert fue procesado por un presunto delito de cohecho. Aunque Neupert fuera la cara visible, el titular último del capital del proyecto era el empresario suizo Werner Rey quien, el mismo año en el que se compran las fincas de Ronda, huye a las Bahamas tras declararse en quiebra por deudas de entre dos y tres mil millones de euros. Extraditado a Suiza en 1998 en virtud de una orden de arresto internacional, realiza el vuelo en jet privado y la Justicia le encuentra culpable de los delitos de estafa, apropiación indebida y falsificación de valores. Apenas pisa la cárcel. En el 2000 sale libre y restablece su actividad comercial.

2001

El 14 de abril de 2001 se publica un anuncio en El País en el que Walter Dietrich Neupert busca socios capitalistas para el proyecto de Merinos Norte. En el proyecto de Merinos entran entonces socios españoles; valencianos y catalanes mayoritariamente.

En tanto, la tramitación del proyecto urbanístico ha ido sorteando obstáculos legales como el Plan Especial de Protección del Medio Físico (PEPMF) de la Junta de Andalucía, que catalogaba estos suelos como “protección especial” (sólo se permiten actividades estrictamente necesarias para el aprovechamiento de recursos primarios, compatibles con los valores ecológicos); el Catálogo Nacional de Especies Protegidas (que incluye varias clases de águilas, halcones, búhos y cernícalos como especies de este hábitat que son de interés especial por estar amenazadas), o la calificación de los terrenos como Reserva de la Biosfera de la UNESCO. En la tramitación de Merinos –en la que abundan los incumplimientos, negligencias e irregularidades, tal y como corroboran el Instituto de Criminología de la Universidad de Málaga, que han realizado un estudio llamado Los Merinos Norte. Fenomenología de un macroproyecto urbanístico.- destaca el papel del ex consejero de Obras Públicas Jaime Montaner, quien “figura en el conglomerado empresarial de Merinos y era la autoridad política en la presentación del PGOU de Ronda y participó como técnico en la redacción del Plan de Urbanización de esta iniciativa urbanística”.

2006

En junio de 2006 se aprueba el convenio urbanístico de Merinos sin contar con el suministro de agua. Durante esos meses se suceden las protestas ciudadanas. El plan recibe más de 500 alegaciones. Se activa y conforma todo un movimiento de oposición que provoca que por primera vez en España un pueblo, Cuevas del Becerro, se declare en huelga general contra un ‘pelotazo’ urbanístico. Los promotores emprenden una campaña de denuncias masivas contra el movimiento de protesta y medios de comunicación que estaban informando del asunto. Las querellas fueron archivadas.

Después de que la revista El Observador publicara los lazos políticos del consejo de administración de Promociones Club de Campo y Golf de Ronda (el presidente era un hombre del PSOE, Luis Solana, ex director de Telefónica y de RTVE; el consejero Joan María Roig i Grau era alcalde de la localidad tarraconense de Amposta y ex senador de CiU; el consejero Juan Francisco Rueda Orgaz era concejal del Partido Popular; el Partido Andalucista apoyaba por su parte el proyecto desde la alcaldía de Ronda con Antonio María Marín Lara…) el presidente, Luis Solana, dimitió del puesto que ocupaba. Los Merinos dejó de ser una noticia local y pasó ser un Algarrobico del interior con repercusión internacional, ya que entre los acusados por los promotores había alemanes e ingleses.

2008

En el otoño de 2008, sólo la crisis económica es capaz de detener las obras en la finca serrana. Pero antes había tenido una reestructuración del entramado societario por el que, tras la salida de Solana, el grupo catalán Copisa, una de las 20 constructoras más grandes de España, aparecía públicamente como promotora del proyecto.

2009

Octubre de 2009. Decisión de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de rechazar el recurso planteado por la Federación de Ecologistas en Acción de Andalucía en el que pedía la suspensión cautelar del plan parcial del proyecto de Los Merinos.

La investigación del Instituto de Criminología de la Universidad de Málaga aporta sin embargo novedades de gran calado:

“A medida que se percibe que una de las claves para sacar adelante el macroproyecto urbanístico va a residir en la obtención de los caudales de agua que necesita, empresas con intereses en el sector hacen su aparición. Es el caso de Copisa, que pasa a controlar la iniciativa en 2006, y que ya había desarrollado proyectos con Degremont en el área de depuración de aguas residuales. Más llamativo es el caso de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), que teniendo la concesión del abastecimiento, saneamiento y depuración de aguas del Ayuntamiento de Ronda a través de una de las sociedades del grupo, se asocia en 2006 a Copisa para constituir Promvías XXI”.

Es a través de esta última sociedad por la que FCC aparece como uno de los principales soportes económicos de los promotores (entre otros negocios, FCC controla el 34% del mercado privado español del ciclo integral del agua).

No es el único gran grupo detrás del proyecto. El entramado societario puesto al descubierto en Los Merinos Norte. Fenomenología de un macroproyecto urbanístico indica cómo el poderoso Grupo Agbar (Aguas de Barcelona), compañía dedicada al servicio, tratamiento y distribución del agua, también participa en el sarao a través de otra sociedad: Suez Environment España.

El agua, su control y sus posibilidades de negocio son, pues, una de las claves más importantes de todo lo que se dirime en Los Merinos, caso que no está ni mucho menos resuelto. Los promotores, Copisa-FCC-Grupo Agbar, han abonado ya 11,5 millones de euros al Ayuntamiento de Ronda, para poder construir una macrourbanización a la que la Junta de Andalucía ha denegado el suministro hídrico. Mientras, FCC controla la gestión del agua de los rondeños.


Referencias


REVISTA EL OBSERVADOR. http://www.revistaelobservador.com/index.phpoption=com_content&task=view&id=4438&Itemid=27 http://www.revistaelobservador.com/index.phpoption=com_content&task=view&id=2824&Itemid=67

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Compartir