Córdoba - Incineración de Residuos

De Ecowiki
Saltar a: navegación, buscar

La cementera Cosmos, del grupo CIMPOR, situada en Córdoba, cerca de un centro escolar, solicitó en el año 2006 a la Junta de Andalucía una Autorización Ambiental Integrada (AAI) para ampliar la capacidad de producción de cemento desde 1.500 toneladas diarias hasta 2.000 toneladas diarias y para lo que ellos llaman “valorización de residuos” que no es ni más ni menos que una incineración encubierta. La Junta de Andalucía concedió la AAI en el año 2007. Cuando se hizo público, se generó una movilización ciudadana muy fuerte que dio lugar a que la dirección de la empresa asegurase públicamente que no iban a iniciar esta actividad, sino solamente ampliar la capacidad de producción de la planta.

Contenido

Localización

La cementera Cosmos, del grupo CIMPOR, está situada en Córdoba, en el nº 15 de la avenida Agrupación Córdoba, a menos de 200 metros de un centro escolar, el CEIP Concepción Arenal y de núcleos de viviendas, la manzana cerrada “Plaza del escultor Ruiz Olmos”, en la barriada de Fátima, distrito Levante de la ciudad. Está justo a la salida de la ciudad hacia la carretera de Badajoz. UNIQ6e8bbd8d680b0cb-googlemap-00000000-QINU

Riesgos de la Incineración de Residuos


La AAI emitida por la Junta de Andalucía permitirá a la empresa usar como combustible neumáticos, plásticos agrícolas, lodos de depuradora y residuos urbanos mezclados. La incineración de residuos supone para la empresa una nueva línea de negocio, pues en lugar de pagar por el combustible que va a utilizar en sus hornos, cobra por quemar residuos como los citados.

Los filtros de las chimeneas no retienen todos los contaminantes, por lo que escapan al medio sustancias muy dañinas; gases ácidos, óxidos de nitrógeno y azufre, metales pesados como el mercurio, compuestos orgánicos como las dioxinas, partículas ultrafinas, etc.

Riesgos para la salud humana


Uno de los principales problemas es que algunas de estas sustancias son bioacumulativas, es decir, se acumulan en tejidos orgánicos como lo es nuestro propio organismo, y son muy difíciles de eliminar. Además, el mercurio, las dioxinas y las partículas ultrafinas provocan daños en dosis muy bajas, por lo que no existe un límite que evite el riesgo de efectos adversos para la salud.

El cóctel tóxico que se dispersa al medio puede causar abortos, alteraciones hormonales y neurológicas, enfermedades cardiovasculares y respiratorias, cáncer, etc.

Alternativas a la incineración

La incineración es un método de gestión de residuos no sostenible que además desincentiva los métodos de gestión de residuos sostenibles, que lógicamente son más costosos. De alguna manera podríamos decir que supone una competencia desleal a los métodos de gestión de residuos sostenibles, que además generan más empleo -del orden de nueve veces más- que la incineración.

La mejor opción siempre es la del residuo cero, cuando esto sea posible. Evitar extraer recursos, transformarlos y convertirlos después en residuos es la mejor estrategia para evitar el colapso ambiental y los daños a la salud humana y esto es posible en muchos de los productos que consumimos, pues en muchos casos son innecesarios y en otros muchos casos se podrían fabricar productos de calidad y duraderos. La siguiente estrategia sería la de reutilizar: envases retornables; elaborar abonos con los residuos orgánicos; etc. Cuando no sean posibles estas estrategias, lo más aconsejable sería reciclar los residuos para fabricar nuevos productos que sean de provecho. Y, por último, buscar la forma menos dañina para el medio ambiente y, en consecuencia, para la salud humana de almacenar los residuos que ya no son aprovechables.

Enlaces externos

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Compartir